Control de asistencia y tiempo para personal de la Empresa.

Sistemas de Control de Acceso.

Aplicaciones de la Biometría en Sistemas de Seguridad.

Seguridad Biométrica por Lectura del Iris.

Seguridad Biométrica por reconocimiento facial

Nuestra Marca

Sistemas de control horario

Básicamente, un sistema de control horario es todo aquél con el que se supervisan las horas de entrada y de salida de los empleados de una empresa. Su objetivo es evaluar el número de horas que trabajan, la puntualidad o las incidencias que se puedan producir a lo largo del día.

En el momento de elegir un sistema de control horario, hay que tener en cuenta todas las posibilidades disponibles hoy día en el mercado, sus pros y sus contras. Entre los métodos más utilizados se encuentran los siguientes.

Sistemas de control mediante tarjeta: estos sistemas son seguramente los más utilizados y su característica común es la presencia de bandas magnéticas, códigos de barras, etc. cuya información se recoge a través de un lector habilitado para ello en el lugar de acceso a la empresa o al puesto. Tarjetas con banda magnética: su funcionamiento es simple, cada empleado deberá pasar su tarjeta por el lector tanto a la entrada como a la salida. La tarjeta cuenta con una banda magnética que puede ser leída por un dispositivo electrónico y es ahí donde está registrada la información del empleado en cada caso.

 

Tarjetas de proximidad: este tipo de tarjetas utiliza la tecnología RFID (siglas de Radio Frequency IDentification, en español,  identificación por radiofrecuencia). Una tarjeta de proximidad es una tarjeta plástica que lleva incrustada en su núcleo un circuito integrado y una antena de comunicación. Cada ejemplar contiene un número de serie que es leído por frecuencia de radio, típicamente de 125kHz. Las tarjetas de proximidad son capaces de transmitir cuando un código único, de más de 1 billón de combinaciones posibles, es acercado al lector adecuado. Su durabilidad es superior a las de banda ya que la lectura se produce sin contacto físico, por lo que el deterioro es mínimo. Sistemas de control biométricos: son sistemas muy sofisticados y muy interesantes porque eliminan los fraudes más comunes. Son el resultado de la aplicación de técnicas matemáticas y estadísticas sobre los rasgos físicos o de conducta de una persona para verificar identidades o identificar a personas. Como ejemplo de características físicas estarían las huellas dactilares, los patrones faciales, las retinas, el iris o la geometría de la palma de la mano. Su principal desventaja es su alto precio de implantación, debido al coste de la tecnología que utilizan. Identificación por huellas dactilares: funciona por reconocimiento de la huella digital de alguno de los dedos de la mano. El sistema de identificación automatizada de huellas dactilares, tiene un índice de seguridad del 99.9%. Identificación por biometría vascular: lee el patrón de las venas de las manos. La tecnología más fiable y segura dentro del campo de la biometría de la mano es la que consta de un escáner que captura una imagen del tramado de las venas de la palma de la mano a través del reflejo de ondas de frecuencia corta (muy similares a los infrarrojos).

Identificación por biometría facial: el reconocimiento por biometría facial es una tecnología que requiere de unas condiciones muy concretas, sobre todo de luz, por lo que su rendimiento puede verse afectado por circunstancias ajenas a las personas. Identificación por escáner de iris u ojos: este sistema es tecnológicamente muy seguro pero actualmente es también una técnica bastante cara. Suele utilizarse para proteger recintos que requieren de un elevado índice de seguridad. Biometría de perfil de mano: funciona por reconocimiento de la morfología de la mano. Otros sistemas de control: otra alternativa para controlar y supervisar el horario, consiste en recurrir a sistemas, no tan avanzados tecnológicamente, pero sí más al alcance de los bolsillos, como los siguientes: Time trackers: son programas informáticos que miden cuando arrancamos y apagamos nuestro ordenador. Obviamente, este sistema solamente sería válido para puestos que requieran del uso de un ordenador. Estos time trackers permiten llevar un seguimiento de cuánto tiempo se ha invertido en cada tarea y facilita mucho más el día a día. No todos los sistemas pueden proporcionar tan alto nivel de detalle. Workmeter, por ejemplo sí que ofrece todos estos datos, mientras que otras alternativas sólo pueden proporcionar los horarios de entrada y salida. Hojas de firmas: se trata de registrar manualmente las entradas y salidas y reportarlas en hojas de cálculo. El mismo Microsoft Office tiene en su catálogo diferentes plantillas.

 

 

© 2014 INFORMÁTICA SIGLO XXI® - General del canto Nº 10 , 6º Piso Providencia - Santiago - Chile - Tel: (56-2) 235 4437/ Fax: 235.45.42 Todos los derechos reservados.